Blogia
CubaVive

Perseverancia con el biogás

Perseverancia con el biogás Por: Freddy Pérez Cabrera

Como niño con juguete nuevo anda Santiago Cuéllar Magdaleno, el guajiro de Placetas que, además de ser uno de los máximos productores de carne de cerdo en Cuba, también es pionero en el empleo del biogás como fuente básica de cocción de los alimentos, e incluso, hasta para hacer funcionar su refrigerador.

Narra Santiago que esta última idea le daba vueltas en la cabeza desde hacía mucho tiempo, hasta que un buen día aceptó la propuesta de los especialistas de la Industria Nacional de Productos y Utensilios Domésticos (INPUD) Primero de Mayo, de Santa Clara, para comenzar las pruebas de funcionamiento, a partir de indicaciones del Ministerio de la Industria Sideromecánica (SIME) de evaluar el empleo de energías alternativas en producciones de la Primero de Mayo.

Tras varios ensayos y ajustes en la conexión, así como en la forma de suministrar la energía al equipo, en las que Santiago tuvo una elevada participación, llegó el "alegrón" a la Finca La Pastora. Ese día de diciembre, Cuéllar se había levantado más temprano que de costumbre, a fin de experimentar una técnica ideada por él, destinada al logro de una mayor concentración del calor.

Al ver que funcionaba bien, llamó a su esposa Lourdes y al resto de la familia con el propósito de mostrarle la innovación, considerada por ella como una bendición para el hogar. "Hace doce años que cocinamos con biogás, y nos hablaban de que también era posible hacer trabajar un refrigerador por esta vía, pero nunca pensamos que fuera tan fácil y eficiente el proceder", asegura la mujer.

En tanto, el avezado campesino expresa con tremenda alegría, "imagínese, gracias a esa innovación hace cuatro meses que el frío no consume energía eléctrica, saque la cuenta de cuánto he dejado de gastar". Y ante las caras de asombro, expresa: "¡Mire, mire cómo congela todo lo que se le ponga. Abajo también enfría. Toque ese pomo de agua para que usted vea, esto es una maravilla!"

Una alternativa viable

El doctor Ramiro Valledor Tristá, jefe del Laboratorio de Ensayos a Productos de la INPUD, y el ingeniero Juan Bautista Rodríguez, son los técnicos que han asesorado a Santiago Cuéllar en la puesta en práctica de la novedosa técnica.

Cuenta el doctor Valledor, que la adaptación para utilizar el biogás se le realizó a un refrigerador antiguo, el cual utilizaba el kerosén como combustible.

"La energía resultante de aquel derivado del petróleo, ahora procede del gas generado en los biodigestores, el cual actúa sobre una liga de amoníaco y agua, capaz de disociarse en dos tipos de mezclas, produciendo una diferencia de presiones creadora de la temperatura fría que va al congelador y a otras partes del equipo", explica el especialista.

Añade que este tipo de aparato comenzó a ser difundido en las zonas rurales de Cuba en la década de los años 50 del pasado siglo, y además de utilizar el mencionado carburante, también empleó la electricidad, a partir de una resistencia eléctrica, y más tarde el propano butano; es decir, el gas licuado usado para cocinar, siendo el biogás el menos propagado, a pesar de sus ventajas.

Explica que la mencionada tecnología ha sido empleada con éxito en comunidades rurales de varios países como China, la India y Brasil, por citar algunos ejemplos, e incluso, en nuestro país en lugares muy puntuales como el Consejo Popular San Fernando, municipio de El Salvador, en Guantánamo, varios campesinos han utilizado esta fuente alternativa de energía para hacer funcionar sus neveras.

Por su parte, el ingeniero Juan Bautista Rodríguez señala que hasta ahora el mayor uso tenido por el biogás en Cuba ha sido como fuente de cocción de los alimentos, desaprovechándose otras posibilidades de empleo como en el alumbrado y la refrigeración.

"Los pasos que venimos dando en Villa Clara están en su fase inicial, y aunque se ha demostrado que es factible hacer funcionar ese tipo de equipo utilizando tal fuente de energía, es necesario continuar realizando pruebas y mediciones antes de llegar a elementos conclusivos", asegura el experto.

Al respecto, el doctor Ramiro Valledor explica que lo más significativo es que ya se demostró la validez de la propuesta.

Al indagar con la dirección de la INPUD, acerca de la posibilidad de fabricar este tipo de refrigeradores, la ingeniera Maricel Montero Lago explicó que la industria está en condiciones de confeccionarlos, a partir de realizar determinadas adecuaciones tecnológicas al proceso productivo.

No obstante, reconoce que serían pequeñas producciones, destinadas a comunidades o personas muy puntuales capaces de emplear el biogás como fuente alternativa de energía, decisiones que dependen de análisis económicos de factibilidad.

Por su parte el doctor José Antonio Guardado, profundo conocedor del tema en el país, asegura que en el empleo del biogás Cuba tiene una de sus opciones fundamentales de ahorro, y para demostrarlo señala cuánto pudiera economizarse si los 14 mil productores porcinos existentes tuvieran montado este sistema.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres